Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Los conciertos con la sanidad privada tocan techo: 8.000 millones en un año

infoLibre: El gasto sanitario público no consigue despegar por encima de las cifras anteriores a la crisis. El golpe de los recortes sigue ahí. No se ha producido todavía una completa recuperación. Mientras tanto, el dinero dedicado a conciertos, es decir, a servicios en centros privados financiados con fondos públicos, logra su segundo máximo consecutivo, toca techo y alcanza por primera vez los 8.000 millones, según las estadísticas del Ministerio de Sanidad.


El Ministerio de Sanidad ha añadido a sus tablas de datos oficiales el ejercicio de 2018, el último cerrado, aunque un asterisco todavía indica que son datos provisionales. Las variaciones finales no suelen ser sustanciales. Los números de la serie completa, 2002-2018, son elocuentes. Y lo son especialmente tomando como referencia 2009, año de pico de gasto.

En 2009, el gasto sanitario público total –sumando salarios, consumo, conciertos, transferencias y gasto de capital– ascendió a 72.685,3 millones. En 2018, aún sigue levemente por debajo del dato de 2009, marcando 72.511,9 millones de gasto total.

El gasto público consolidado –restando las transferencias intersectoriales– sí marca su máximo, aunque por los pelos. El anterior máximo estaba en 2009, con 70.672,5 millones. En 2018 ha alcanzado los 71.145,2 millones. La subida es del 0,66%. Dicho de otro modo: diez años ha tardado el gasto sanitario en recuperarse de los recortes.Una década en regresar a los niveles precrisis. Está por ver la evolución del gasto sanitario a en esta nueva crisis que ahora comienza.

Hay nueve comunidades autónomas que, en 2018, aún no habían recuperado el gasto sanitario público anterior a la crisis: Andalucía, Madrid, Galicia, Castilla La Mancha, Extremadura Asturias, Baleares, Cantabria y La Rioja.

Menos porcentaje sobre el PIB
El porcentaje sobre el PIB que supone el gasto sanitario continúa en 2018 estancado en el 5,9%, igual que en 2017 y una décima menos que en 2016. En 2009 era del 6,5%. Ha ido cayendo.
La media anual de crecimiento del gasto sanitario público en el quinquenio 2014-2018 fue de un 3,5%, según Sanidad. En este mismo periodo, el PIB creció, en términos medios anuales, un 3,9 %. Es decir, el PIB crece más que el gasto sanitario público.

Sueldos y conciertos
El dinero dedicado a remuneración de personal superó primera vez en 2018 al de hace ya más de una década: 31.241,4 millones en 2009, frente a 31.334,4 millones en 2018, último año cerrado. En todo ese periodo, ha habido un incremento casi imperceptible (0,29%).
La remuneración del personal es la principal partida de gasto, con un 43,2% del total del gasto sanitario. La segunda es el consumo intermedio –que incluye bienes y servicios necesarios para prestar la atención sanitaria–, con un 24,7%. Esta partida ha pasado desde 2009, año tomado como referencia por ser el máximo de gasto total, de 14.816,8 a 17.923,6 millones (+20,9%).

La tercera partida, con un porcentaje del 18,5%, es la de transferencias corrientes, que ha pasado entre 2009 y 2018 de 15.893,3 a 13.413 millones. Esto supone una caída del 15,6%.
La cuarta partida son los conciertos, fórmula emblemática de privatización sanitaria. Suponen un 11,2% del total del gasto. La de 2018 es su segunda subida consecutiva. Tanto en 2017 como en 2018 ha marcado máximo histórico de la serie.

Entre 2009 y 2018 el gasto en conciertos ha pasado de 7.659,6 a 8.093,5 millones, un 5,66% más [ver aquí en la página 4]. Sanidad, consultada por infoLibre, indica que esa cantidad, 8.093,5 millones, corresponde al dinero pagado en 2008 en conciertos, siendo lo que se conoce como gasto consolidado levemente inferior.

En el mismo periodo, 2009-2018, los conciertos han pasado de suponer un 10,5% del gasto sanitario público a un 11,2%.

Cataluña y Madrid
El auge de la concertación sanitaria es clave en los buenos dígitos del negocio de la sanidad privada en España. El 43% de los hospitales privados se benefician de algún tipo de concierto, según la Fundación IDIS.

La mayoría del gasto en concertación sanitaria corresponde a las comunidades autónomas, con casi 6.000 millones de euros. Las mutualidades de funcionarios asumen algo menos de 1.500 millones y la Administración central poco más de 1.000 millones. Ahí está el grueso de la concertación.

Hay una comunidad que es punto y aparte en concertación: Cataluña. Dedica el 26% del gasto sanitario a financiación pública de la sanidad privada. En 2018 ha tocado techo, con más de 2.800 millones.
Madrid es la segunda que más dedica a conciertos, 845,6 millones, un 10%. Por detrás están Baleares (9,9%), Canarias (9,3%) y La Rioja (7,7%). Las comunidades que menos dedicaron a concertación sanitaria en 2018 fueron Cantabria (3,5%), Castilla y León (3,7%), Comunidad Valenciana, Extremadura (4,1%) y Andalucía (4,2%).

Hospitales, atención primaria, farmacia y salud pública
Los datos de Sanidad dicen mucho sobre la evolución de nuestro sistema de salud. La tarta del gasto de 2018, último ejercicio cerrado, se reparte en estos conceptos, entre otros:
– Servicios hospitalarios y especializados: 61,8%.
– Farmacia: 16,2%.
– Atención primaria: 14,6%
– Servicios de salud pública: 1,1%.
¿Qué ha ido a más con el tiempo? Qué ha ido a menos? Los serie 2002-2018 nos da cinco respuestas sobre qué áreas han ido acaparando más recursos y cuáles han ido perdiéndolos.
1) El porcentaje de gasto dedicado a hospitales ha subido del 52,5% al 61,8%. Se trata de una subida bastante constante, aunque con altibajos leves.
2) El gasto en farmacia ha pasadode ocupar el 22% al 16,2%. Puede considerarse un éxito de eficiencia. El gasto farmacéutico ha disminuido un 14,4% desde 2009. El Ministerio de Sanidad destaca en su resumen de resultados de 2018 "el impacto de las medidas en materia farmacéutica (reducción del precio, exclusión de la financiación, modificación de la aportación de los beneficiarios) contempladas en distinta normativa aprobada desde 2010".
3) La atención primaria, clave en la actual fase de desescalada, ha perdido peso, pasando del 15,2% al 14,6%.
4) La salud pública, fundamental en la preparación ante crisis como las epidemias, también ha retrocedido, del 1,5% al 1,1%.
España ha ido caminando hacia un sistema más hospitalario.

Atención primaria y hospitales
Las comunidades que más dedican a atención primaria son Andalucía (17,4% de su gasto sanitario total), Castilla La Mancha (17%) y Extremadura (15,8%). Las que menos, Madrid (11,5%), Baleares y Galicia (ambas 11,9%).

La Comunidad de Madrid es la que más dedica porcentualmente a servicios hospitalarios y especializados, un 68,6%, por delante de Baleares (66,3%) y Asturias (65,4%). Las que menos son Extremadura (56,7%), Castilla La Mancha (57,3%), Andalucía y Castilla y León (59,3%, en ambos casos).
 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (28)